Uno de los vínculos entre la Ciencia y el Arte es que un conocimiento básico de la Ciencia nos permite interpretar obras de Arte con mayor profundidad.

Ésta es la premisa con la que introduzco mi charla «Ficha técnica» en el evento Naukas Bilbao 2015, celebrado los días 11 y 12 de septiembre en el Paraninfo Bizkaia Aretoa de la UPV/EHU en colaboración con la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco.

Por medio del análisis de la obra de Louise Bourgois, Mamá, situada en las inmediaciones del Guggenheim de Bilbao, establezco ese vínculo entre la Ciencia y el Arte, tal y como es habitual en los artículos de este blog. Mi formación científica y mi interés y convivencia con el mundo del Arte me ha permitido establecer estas relaciones. Varias personas, tras la charla, me han preguntado de dónde saco todas esas relaciones y la respuesta, que yo creía evidente, es: de mi cabeza, de reflexionar sobre una obra y su contexto.

Cuando hablo de una obra de arte y de cómo ciertos conocimientos científicos nos ayudan interpretarla, no es porque lo haya leído en ninguna parte, porque esa información no existe. No la leo en artículos y libros, porque no hay nada publicado que hable exactamente de eso. La leo en lo que la obra artística -la pieza y su ficha técnica- me cuentan.

captura-video

Decenas de personas que asistieron al evento Naukas en busca de Ciencia, decidieron acercarse al Museo Guggenheim de Bilbao a contemplar la «araña» de Louise Bourgeois después de una charla de tan solo 10 minutos de duración. La conclusión es evidente: la Ciencia es Cultura.

visitas mama bourgeois